YAMAHA TTR 250
Noticia

La YAMAHA TTR 250 es offroad ideal para divertirte con amigos

Si tienes en mente un fin de semana con amigos para despejarte del trabajo y de la ciudad, el mejor plan es ir al campo y disfrutar de la adrenalina que te da tu motocicleta.

Está motocicleta tiene cuatro tiempos con el que te despreocupas de estar realizando cambios de pistón o segmentos cada kilómetro y refrigeración por aire.

Además, es un modelo que tiene el arranque eléctrico por medio de un botón que te da comodidad y que también tienen el arranque a patada en caso de quedarse sin batería. Tiene una postura cómoda y un asiento ancho y relativamente cómodo dentro de los estándares de las motos de campo y aunque sólo rinda 28 CV de potencia y haya algunas trail de 600 que podamos encontrar por el mismo precio y que nos ofrezcan algunos CV más, tendremos un peso más contenido y una moto más ágil.

El motor es un monocilíndrico cuatro tiempos con cuatro válvulas y doble árbol de levas en cabeza, que rinde 28 CV a un régimen de 8.500 RPM y que genera un par de 27,5 Nm a 7.000 RPM. Se encuentra alimentado por un sencillo carburador.

YAMAHA TTR 250

La horquilla telescópica convencional de marca Kayaba con barras de 43 mm, es bastante sencilla y de tarado algo blando, por lo que si buscas realizar enduro, tienes que tener claro que no es tu moto y debes buscar algo más especializado o te decepcionará; aunque siempre puedes mejorar sus componentes interiores ganando algo de dureza y menos hundimiento en frenadas fuertes.

El apartado de frenos es sencillo y efectivo, con un disco delantero de 245 mm y un trasero de 220 mm. Las llantas son de 21 pulgadas delante, con neumático 80/100 y de 18 pulgadas detrás con neumático 100/100. El depósito de 9 litros nos dará una autonomía en torno a 100 km, aunque variará enormemente dependiendo del uso que le demos. El peso es de 113 kg en seco, que en orden de marcha puede llegar a unos 135 kg fácilmente.

YAMAHA TTR 250

Dinámicamente es una moto muy buena en pista abierta, y que nos sigue el ritmo si le buscamos en zonas rocosas. No será tan ágil como las últimas WR o YZ de Yamaha, pero su comportamiento bastante neutro, y su motor dulce y eficaz nos acompañarán a donde quiera que vayamos, incluso en los enlaces por carretera abierta hasta el siguiente tramo marrón yendo a un ritmo tranquilo sobre 110-120 km/h, aunque obviamente este no será su hábitat natural.

En definitiva, es una motocicleta que no es la mejor en ningún terreno pero que se atreve a todo tipo de camino y que no lo hace nada mal. Y si a todo esto le sumamos que los costes de mantenimiento son baratos, su consumo de gasolina no es elevado, su fiabilidad es a prueba de bombas y solo tenemos que preocuparnos por tener aceite dentro del cárter y gasolina dentro del depósito para que funcione, es una opción genial para el uso que le quieras dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *